Aprendiendo Desarrollo

Pruebas

8 de febrero de 2024

Una clave para construir software que cumpla con los requisitos sin defectos es la prueba. Las pruebas de software ayudan a los desarrolladores a saber que están construyendo el software correcto. Cuando las pruebas se ejecutan como parte del proceso de desarrollo (a menudo con herramientas de integración continua), generan confianza y previenen regresiones en el código.

Recursos

Pruebas de integración

Las pruebas de integración son una categoría amplia de pruebas en las que varios módulos de software se integran y prueban como un grupo. Están destinadas a probar la interacción entre varios servicios, recursos o módulos. Por ejemplo, la interacción de una API con un servicio backend, o un servicio con una base de datos.

Pruebas unitarias

Las pruebas unitarias son aquellas en las que se prueban unidades individuales (módulos, funciones/métodos, rutinas, etc.) de software para asegurar su corrección. Estas pruebas de bajo nivel garantizan que los componentes más pequeños sean funcionalmente sólidos, aliviando la carga de las pruebas de nivel superior. Por lo general, un desarrollador escribe estas pruebas durante el proceso de desarrollo y se ejecutan como pruebas automatizadas.

Pruebas funcionales

Las pruebas funcionales son aquellas en las que se prueba el software para asegurar que se cumplan los requisitos funcionales. Por lo general, es una forma de prueba de caja negra en la que el probador no tiene comprensión del código fuente; las pruebas se realizan proporcionando entrada y comparando la salida esperada/real. Contrasta con las pruebas no funcionales, que incluyen pruebas de rendimiento, carga, escalabilidad y penetración.